Desatascos en Cordoba y empresa de limpieza en Córdoba
24h a su servicio | Emergencias: 620 982 000

Métodos caseros para desatascar tu fregadero

Métodos caseros para desatascar tu fregadero

El fregadero de tu hogar es diana segura para multitud de restos. Algunos de ellos se quedan en las rejillas dispuestas en el sumidero para retenerlos, pero otros muchos acaban yendo a parar a la tubería de desagüe, lo que a veces conlleva que ésta acabe atascándose. En el mercado existen muchos productos con los que intentar que el agua vuelva a fluir sin atoros, pero también podemos realizar esta acción mediante remedios caseros que en buena parte de las ocasiones solucionan el problema

Hay dos sustancias que serán aliadas para este desatasco casero de urgencia en tu fregadero. Se trata del bicarbonato y el vinagre. Es un remedio casero que no requiere especial precaución, pues no resulta tóxico, y puede ahorrarte tener que adquirir un desatascante. Y no solo viene bien usarlos cuando hay un problema de obstrucción, también pueden servirnos como mantenimiento periódico ideal para nuestra tubería, evitando así males mayores.

La mezcla de estos dos productos nos facilita la labor de limpiar y desinfectar las tuberías, de manera que cualquier residuo desaparece, y con ello malos olores y posible acumulación de gérmenes en nuestro fregadero. Para realizar esta limpieza debemos preparar ½ taza de vinagre,

½ taza de bicarbonato de sodio y 3 litros de agua caliente. Podemos optar por realizar el vertido de la mezcla con los dos productos en una sola acción y colocar el tapón, esperando que actúe durante unos 30-40 minutos. Pasado ese tiempo retiramos el tapón y vertimos el agua caliente. Nuestra tubería quedará impoluta. Puede repetirse el proceso y notamos que el atranque no se ha liberado totalmente. Sirve también para la ducha o la bañera, donde los inoportunos cabellos pueden crear una maraña sucia y obturadora.

También podemos usar simplemente agua con sal, pero solo funciona si el atasco es leve. Para ello calentamos una olla con agua y le echamos un par de puñados de sal, para verterlo a continuación en el desagüe. Otra opción que conlleva mayor peligrosidad y precaución en su manejo es la sosa cáustica, muy corrosiva, que debemos manejar con guantes, gafas de protección y mascarilla, que eviten que nos afecte en piel o aparato respiratorio. Es una decisión para atascos que se resisten y que debe realizarse solo en casos aislados ya que su exceso puede afectar a las tuberías. Basta con una taza de sosa cáustica y dejar actuar unos minutos antes de volcar agua caliente.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Call Now Button