Desatascos en Cordoba y empresa de limpieza en Córdoba
24h a su servicio | Emergencias: 620 982 000

¿Sabes qué echar en cada cubo de basura?

¿Sabes qué echar en cada cubo de basura?

Si hablamos de reciclaje, hablamos de preservar el medio ambiente, el entorno en el que vivimos, y legarlo de manera más limpia a las nuevas generaciones. Europa se ha trazado el de llagar al 55% en el porcentaje de residuos municipales que deben reciclarse para 2025. Reciclar adecuadamente nuestra basura supone ahorrar energía, contribuye a evitar la explotación de los recursos naturales, se reduce la contaminación y la cantidad de desechos sólidos en los vertedores, permitiendo alargar su vida y abaratar los costes de la clasificación de residuos, entre otras ventajas.  Los datos anuales sal respecto reflejan un claro aumento del reciclaje, así como una mayor concienciación de la población en este ámbito. En España se generan alrededor de 450 kilos de residuos anuales por habitante, como media, y de ellos menos de un tercio son reciclados.

El sistema de reciclado de basura en España se compone de cinco apartados distintos diferentes, que reflejan otros tantos tipos de residuos. Esta clasificación se realiza mediante cinco colores: amarillo, Azul, Verde, Marrón y Gris. Son los contenedores que podemos encontrar a nuestra disposición en calles o puntos limpios de cara al correcto reciclaje de nuestra basura. Pero ¿sabemos lo que va en cada uno de ellos?

  • En el contenedor azul situaremos el papel y cartón de todo tipo evitando los briks, las servilletas sucias o el papel de aluminio. Nada de metales ni plásticos.
  • En el contenedor amarillo colocaremos envases como briks, y envases de plástico de todo tipo, incluyendo latas de conserva y de refrescos, pero nunca objetos como CD’s, ropa, juguetes, pañales o envases de vidrio.
  • En el contenedor verde va todo el vidrio, desde botellas a frascos de colonia o cosmética, y tarros de conservas. Pero no porcelana o bombillas, y hay que evitar los tapones.
  • En el contenedor gris se ubica todo el resto de materiales no recogidos expresamente con anterioridad. Vajillas, cubiertos, pañales, juguetes rotos…
  • En el contenedor marrón se desecha todo el material de tipo orgánico, es decir aquello que es biodegradable. Pero nada más. Ni siquiera papel.

Mención aparte merecen los de puntos recogida de pilas permiten deshacernos estos dispositivos fabricados con materiales contaminantes como metales pesados y otros compuestos tóxicos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Call Now Button